Abrimos una Casa de Atención y Acompañamiento Comunitario

#NuevaAcciónFundeco ¡CON EL APOYO DE SEDRONAR ABRIMOS UN CENTRO CONTRA EL CONSUMO PROBLEMÁTICO CON PERSPECTIVA DE GÉNERO Y REDUCCIÓN DE DAÑOS EN ITUZAINGÓ! Estamos orgullosxs de contarles que en 2022 inauguramos una Casa de Atención y Acompañamiento Comunitario -CAAC- en Ituzaingó. El mismo será llevado adelante junto al equipo interdisciplinario con anclaje territorial dando origen al CAAC “Reconstruyendo Identidad”. Otra vez podemos decir ¡Un pequeño paso para el barrio, un gran paso en la lucha contra el consumo!

Fundeco tiene una larga trayectoria en el abordaje de esta problemática y es de las pocas organizaciones que trata de abordar la misma desde la perspectiva de género. En este sentido, Adelina Dobler, Dir.Ejecutiva de Fundeco explicó “Gracias al trabajo de Fundeco y al apoyo de Sedronar, el Centro pasa a formar parte de la política de CAACS, pudiendo dar respuesta a esta problemática de forma integral, transversal e interseccional con el apoyo del Estado. De este modo, no sólo se mantendrán los espacios ya existentes -terapias de grupo, talleres de capacitación en oficio y encuentros recreativos -sino que se sumarán una Consejería en Consumo Problemático y los talleres “Seguro Te Divertís”, además de  asesoramiento jurídico. ¡Todo un logro para el barrio!”.

 

¿Cómo es el trabajo de Fundeco en la problemática del consumo?

Fundeco destaca por su Programa Seguro Te Divertís -más información menos riesgo-, y por sus investigaciones en la temática. El primero consiste en talleres dictados por jóvenes hacia jóvenes, mediante técnicas de educación popular. Por otro lado, las investigaciones buscaron abordar la relación entre el consumo problemático y los jóvenes¹ y la problemática de género² -podés verlas en los links en las notas al pie 😉 –. Al mismo tiempo, se realizaron diferentes talleres formativos de educación popular con lxs jóvenxs como protagonistas, como sujetos sociales activos y capaces de deconstruir su vínculo con las drogas y cómo tomar decisiones deliberadamente al respecto. Los mismos se implementaron ya en Hurlingham, San Martín, Almirante Brown, Tigre, entre otros. 

 

¿Cómo es la problemática del consumo en Ituzaingó y en el CAAC  Reconstruyendo Identidad?

Una característica de la población que asiste a este centro es que se encuentra interrelacionada, tanto por cercanía geográfica como familiar, con el Penal del Municipio. Es menester mencionar que las problemáticas que lo afectan son variadas y aumentan paulatinamente las condiciones de vulnerabilidad de sus habitantes, de hecho se ha detectado un aumento del desempleo, la violencia de género y el consumo problemático. Respecto a este último, según las referentes del CAAC se trata de varias generaciones de consumo, cada una con sus características específicas según la edad, aunque se ha visualizado un aumento en la población más joven que concurre al comedor. Esta experiencia revela que se ha producido un factor de demanda espontánea en constante crecimiento de asistencia, acompañamiento y asesoramiento, por lo que se planteó fuertemente la necesidad del desarrollo de un CAAC.  

 

¿Desde donde nos paramos para dar respuesta a esta problemática?

Desde Fundeco abordamos el consumo problemático desde la perspectiva de la reducción del daño,  la perspectiva de género y la educación popular.

La primera consiste en que por un lado, el consumo de sustancias psicoactivas es comprendido desde el modelo sociocultural, para el que el significado asociado a las drogas no esté determinado por sus propiedades farmacológicas, sino por la forma en que una sociedad las define. Por lo que, cualquier política preventiva debe tener en cuenta la estructura socioeconómica y los aspectos culturales que constituyen el contexto social de lxs consumidores de drogas. Por otro lado, esta perspectiva es superadora de la mirada abstencionista y de la punitoria. Es decir, que no se reduce a la búsqueda del cese del consumo o la sanción y coerción, sino que considera que el objetivo debe ser: disminuir la gravedad de los problemas asociados al consumo  y generar mayor accesibilidad de lxs usuarixs a los servicios de asistencia. Para ello, se plantea una forma de trabajo en la que se trata no solo con lxs usuarixs, sino también con las organizaciones de asistencia y con la comunidad. 

La segunda, se apoya en analizar por qué el acceso a los tratamientos es profundamente desigual entre varones y mujeres. En la investigación de nuestra autoría, Sensibilización sobre la Brecha de Género en el Consumo Problemático de Sustancias, se describe que los principales obstáculos para el acceso a tratamiento de las mujeres  mencionados por lxs trabajadores de salud fueron económicos, producto de la penalización del consumo o el cuidado de hijxs o familiarxs -en ese orden-. “Al profundizar en las formas que adoptan las barreras sociales, tanto los discursos del equipo de salud como las narrativas de las mujeres coinciden en identificar el rol de la mujer cuidadora como aquel que impacta y que, muchas veces, desestiman la búsqueda de ayuda. “Nos dicen que somos malas madres por drogarnos, que dejamos a los hijos por ir a consumir. Si los llevamos, porque los llevamos, si los dejamos, porque los dejamos” ³. En el caso de las mujeres en situación de consumo, este rol históricamente asignado trae aparejado consecuencias tales como: poco apoyo por parte de parejas heterosexuales para iniciar y sostener un tratamiento; escasez de red familiar y social de contención que no las juzgue y, por el contrario, colabore en la realización del tratamiento; así como mayores consecuencias físicas y psíquicas por un acceso tardío a algún tipo de tratamiento.

Y por último nos apoyamos fuertemente en la educación popular como herramienta de transformación social. Se plantea la necesidad de generar espacios de reflexión que interroguen acerca de las construcciones sociales y apelen a la mirada de lxs jóvenes sobre aquello que vivencian, experimentan y creen. Asimismo concibe a lxs jóvenes como protagonistas y sujetos activos capaces de generar información relevante, con voz autorizada y aprendiendo sobre elementos conceptuales y metodológicos relacionados con la investigación social. 

1 – Fundeco, 2017, Investigación acción participativa: los jóvenes y el consumo problemático de drogas: https://fundecoar.files.wordpress.com/2018/12/informe-final.pdf / Fundeco, 2019, Informe Encuesta Jóvenes y Consumo: https://fundecoar.files.wordpress.com/2019/10/informe-final-inv-accic3b3n.pdf

2 – Fundeco, 2019, Proyecto Sobre Concientización y Sensibilización sobre la Brecha de Género en el Consumo Problemático de Sustancias https://fundecoar.org/generos-y-consumo/

3 – Fundeco, 2019, Proyecto Sobre Concientización y Sensibilización sobre la Brecha de Género en el Consumo Problemático de Sustancias https://fundecoar.org/generos-y-consumo/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

top